Alergia al huevo, causas y síntomas

La alergia al huevo es una de las alergias alimentarias más comunes en niños. Según las estimaciones afecta al 0,5-2,5 % de la población infantil.

La alergia desaparece por sí sola en la gran mayoría de los casos, en unos meses o, a lo sumo, en pocos años. Para ello es necesario llevar a cabo una dieta que excluya el huevo de su alimentación.

Qué es la alergia al huevo

La alergia al huevo es una reacción adversa mediada por el sistema inmune provocada por la proteína del huevo.

La alergia al huevo está mediada por la inmunoglobulina-E, al igual que otras alergias. Sin embargo, existen otras alergias mediadas por otras inmunoglobulinas.

Los alérgenos más comunes (sustancias que provocan la reacción alérgica) son proteínas presentes, principalmente, en la clara del huevo de gallina. Estas proteínas también pueden aparecer en los huevos de otras especies.

Las 5 proteínas que suelen ser los causantes de la alergia son:

  • Albúmina.
  • Ovomucoide.
  • Ovoalbúmina.
  • Ovotransferrina.
  • Lisocima.

El ovomucoide es resistente al calor y a las encimas digestivas, por lo que es la proteína más alergénica de todas.

Alergia al huevo en el bebé

Las alergias mediadas por la inmunoglobulina E, como la alergia al huevo, se suele presentar durante el primer año de vida. La edad en la que aparece es a los 10-12 meses de edad, coincidiendo con la introducción del huevo en la alimentación del bebé.

Las reacciones tienen lugar normalmente durante la primera exposición al huevo, especialmente en niños con dermatitis atópica. Los síntomas pueden aparecer de forma inmediata o hasta 2 horas después de la ingestión del huevo.

Intolerancia al huevo

Las alergias no mediadas por la IgE también son denominadas intolerancias. Son menos frecuentes y a menudo pasan inadvertidas. En niños con diarreas crónicas sin una causa identificada se debe contemplar como una causa posible.

Síntomas de alergia al huevo

Los síntomas de la reacción alérgica al huevo son similares a los de otras alergias. Entre ellos:

  • La urticaria y edema. Suelen ser los síntomas más habituales.
  • Dermatitis atópica. También suele ser un síntoma muy común.
  • Reacciones asmáticas.
  • Rinitis.
  • Conjuntivitis.
  • Problemas gastrointestinales (vómitos y diarrea)
  • Reacción anafiláctica.

Diagnóstico de alergia al huevo

El diagnóstico de la alergia al huevo se basa en la historia clínica. El alergólogo establecerá el diagnóstico con el apoyo de diferentes pruebas:

  • Prueba cutánea con la técnica de pinchado (con alimento fresco).
  • Prueba serológica para la identificación de IgE específica en sangre.
  • Prueba de exposición a la ingesta de huevo en condiciones controladas.

Se recomienda la repetición de las pruebas cutáneas y de laboratorio cada uno o dos años para conocer la evolución y el grado de sensibilización.

Tratamiento de la alergia al huevo

La alergia al huevo desaparece por sí sola en unos meses o pocos años en la gran mayoría de los niños. Para ello es necesario llevar a cabo una dieta que excluya al huevo de su alimentación.

Sin embargo, un alto porcentaje de niños con alergia son capaces de tolerar los productos de panadería que contienen huevo. Esto es debido al calor del horneado, que reduce el poder alergénico de la proteína. En cualquier caso, será el especialista en alergología el que determine si el niño debe incluir algún alimento que contenga huevo en su dieta, por el riesgo que ello conlleva.

Alimentos que pueden contener huevo

El huevo o sus proteínas tienen innumerables aplicaciones en la industria alimentaria, por lo que pueden aparecer en multitud de alimentos:

  • Productos de pastelería o bollería.
  • Cereales de desayuno.
  • Pan y pasta.
  • Platos preparados y precocinados.
  • Fiambres, patés y embutidos.
  • Helados, cremas y flanes.
  • Quesos y gelatinas.
  • Sopas y caldos.
  • Salsas y margarinas.
  • Cafés, vinos y cervezas.

Proteínas del huevo en los alimentos

Las proteínas del huevo pueden aparecer en las etiquetas de los alimentos de diferente manera:

  • Proteínas del huevo.
  • Albúmina.
  • Coagulante.
  • Emulsificante.
  • Globulina.
  • Lecitina (E-322).
  • Livetina.
  • Lisozima.
  • Ovoalbúmina.
  • Ovomucina.
  • Ovomucoide.
  • Ovovitelina.
  • Vitelina.
  • Luteína (E-161b).

Alergia al huevo de otras especies

Los huevos de especies diferentes a la gallina también pueden provocar reacciones alérgicas. Entre ellos se encuentran el huevo de pato, pavo, oca, gaviota y codorniz.

Ingredientes del huevo en productos no alimentarios

Más allá de los alimentos, otros productos que pueden contener componentes del huevo son:

  • Cosméticos como jabones, geles, cremas y champús.
  • Algunos medicamentos, preparados vitamínicos y gotas nasales que contienen lisozima.

Edad para empezar a comer huevo

Las recomendaciones sobre la introducción del huevo en la alimentación del bebé señalan que la yema se debe introducir a los 10 meses de edad y la clara a los 12 meses.

Sin embargo, las guías internacionales ya señalan una edad más temprana para su introducción (con una exposición controlada) del huevo y de otros alimentos potencialmente alergénicos.

De cualquier modo, la literatura científica apunta a cierta controversia.

En un reciente meta-análisis se concluyó con moderado grado de evidencia que una introducción temprana del huevo se asociaba con un menor riesgo de alergia. Sin embargo, el tiempo óptimo, la cantidad y la diferenciación de los niños en función de su riesgo de alergia es algo todavía no aclarado.

Deja un comentario